VW Passat G60 Syncro by Peqk (Galería)

Existen muchos tipos de tuning y de modificaciones. En primer lugar encontramos las grandes modificaciones, esos coches que se convierten en grandes proyectos y que se modifican en exceso para dejar de ser útiles en determinadas ocasiones.

En segundo lugar, encontramos un tipo de modificaciones (o más bien personalización), donde el usuario se propone mejorar las prestaciones de su máquina, dejando el lado estético en un segundo plano, aunque sin descuidar esta faceta, y con la premisa primordial de obtener un rendimiento prestacional superior.

Y es en este segundo punto donde encontramos el Volkswagen Passat de Jorge, un zaragozano loco por los Volkswagen. Este Volskwagen Passat G60 Syncro Variant, no es un Passat cualquiera. Si ya es raro de ver este modelo en nuestro país, más raro es ver uno con esta preparación de estilo OEM. Un puro sleeper.

Este Passat 35i Variant ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de su vida junto a su actual propietario, pero todas y cada una de ellas han mejorado las prestaciones de esta impresionante ranchera, que a más de un padre de familia le gustaría tener para dejar clavados en los semáforos a GTI’s y demás.

La carrocería del coche se ha dejado completamente de serie, salvo los pasos de rueda, modificados internamente para evitar roces de las llantas. Este modelo monta todo el equipamiento extra disponible en su momento para este coche: retrovisores eléctricos calefactados, lavafaros y limpias, también calefactados y techo de solar eléctrico de chapa. El color rojo tornado le da un toque agresivo y anticipa lo que realmente esconde este Passat. Los pilotos traseros están teñidos en su parte superior y los delanteros oscurecidos.
El motor de este G60, con el G-Lader rehecho, monta una polea de 68mm y Chip SNS USA, con bypass casero, junto con un regulador de presión de gasolina tarado a 3,5 bares. El filtro de aire es un KN y los colectores de admisión son los de serie pulidos.

Para curvear como se debe, monta una suspensión KW fase 1 (roscados, 45-80mm), junto con pinzas Girling 60 de Audi S2 y unos discos Ate ranurados de 280 mm.
Las llantas, en una primera fase fueron unas Porsche Cup 2 en 7,5×17 ET55, que dieron paso a las actuales, las preciosas KW en 17×8 y ET55.

El interior es una muestra de lo sublime que puede ser un coche, con asientos delanteros eléctricos de Porsche Boxter y asientos traseros con guías para cambiar la inclinación del respaldo y el largo de la banqueta. Todo ello recubierto de cuero negro.

El reposabrazos es proveniente de un Passat 35iB4, al igual que los parasoles, con doble luz y espejo. Se ha anulado el cenicero para alojar la radio. Los relojes del coche son unos VDO de Audi Coupe.

Si lo veis en un semáforo, no intentéis dejarlo atrás…

Fotos de PhotoPeqk


Deja un comentario

Connect with Facebook