Lamborghini LMP-F, biplaza superdeportivo

Lamborghini LMP-F

La imaginación de los diseñadores no tiene límite, y si lo tuviera aún no se desconoce, es por ello que coches como el Lamborghini LMP-F siguen apareciendo en la industria automotriz y continúan sorprendiendo a todo aquel que lo observe ya sea directa o indirectamente, las imágenes prueban por si solas la majestuosidad de su construcción.

Cada centímetro cuadrado del automóvil deja boquiabierto incluso a los más críticos, eso se debe a la creatividad que ha tenido su diseñador al momento de plasmarlo en el papel, hablo nada más y nada menos que del señor Sabino Sabino Leerentveld.

Características estéticas

Es difícil describir a un coche con éstas características, sin embargo haré el intento; cabe destacar que el Lamborghini LMP-F invierte en una carrocería fabricada casi en su totalidad con fibra de carbono, las tomas de aire en el frente son futuristas y hasta un tanto retroactivas desde el punto de vista del diseño visual.

 Lamborghini LMP-F

Los neumáticos son exoesqueléticos y cada uno cuenta con su propio guardabarros, el alerón colocado en los cuartos traseros funciona como el estabilizador clave en el momento en que se transite en máxima velocidad. El espacio es el habitáculo es para dos personas.

Deportividad al límite

El diseñador al momento de imaginar al Lamborghini LMP-F en su mente, dispuso crear la maquina perfecta para competir en la 24 horas de Le Mans y al mismo tiempo en la Fórmula 1, es por ello que su plazas son a techo descubierto y consiguen ser una novedad bien marcada hasta el momento.

 Lamborghini LMP-F

El propulsor instalado en el Lamborghini LMP-F no ha sido descrito a cabalidad por su casa constructora, sin embargo se ha confirmado que durante el proceso de combustión es capaz de emitir un desarrollo equivalente a los 1200CV de potencia.

Prestaciones

Uno de los datos que hacen que el Lamborghini LMP-F sea muy veloz es que su peso no supera los 700 kilogramos, eso es prácticamente el peso del motor, de hecho durante una  prueba simulada se ha llegado a la conclusión que el vehículo pasa de los 0 a los 100 km/h en unos 1.8 segundos, o bien alcanza los 424 km/h como cifra máxima.

Y para concluir con el artículo te dejo con la reproducción de uno de sus vídeos más importantes, hablo del material audiovisual que muestra más sobre su carrocería y materiales de construcción.


Deja un comentario

Connect with Facebook